659

CONSEJOS SALUDABLES

Planes

Beneficios del Sauna

El sauna es un espacio de relajación donde se disfruta de los beneficios de la evaporación del agua con esencias de eucalipto, además de ser muy útil para complementar tus rutinas de ejercicio, ¿sabes por qué? Aquí te decimos, no dejes de leer.

Los saunas son un refugio natural presente en la naturaleza, sin embargo, actualmente es posible encontrarlo en los gimnasios en Bogotá como una excelente alternativa para ingresar después de hacer ejercicio. Gracias a sus innumerables beneficios, se ha convertido en un hábito para quienes buscan la recuperación y relajación de los músculos, así como para eliminar toxinas del cuerpo.

 

Son cuartos de madera que condensan el calor, acompañados de piedras calientes que hierven en agua con eucalipto generando vapor a alta temperatura. Para muchos, esta práctica se ha convertido en un ritual, haciendo que se conozca como un fenómeno llamado wellness, y el cual ha hecho que muchos centros deportivos se llenen de estos espacios que relajan el cuerpo y la mente con tan solo 15 minutos.

 

El sauna, además de ser usado con propósitos medicinales durante milenios, hoy la ciencia confirma que exponernos a altas temperaturas es una cura para muchos padecimientos adversos a la salud. Elevar la temperatura es una defensa natural del cuerpo: la fiebre no es un efecto colateral de alguna patología, por el contrario, es un método de cura y defensa del cuerpo, eliminando bacterias y microorganismos que pueden representar un peligro. No obstante, en casos de fiebre es necesario acudir a un profesional médico.

 

Beneficios del sauna para la salud y para el cuerpo

 

• Elimina patógenos

 

Los patógenos son los agentes infecciosos que habitan en el ambiente de forma natural, están representados en virus, bacterias u hongos. Debido a la exposición a altas temperaturas, los saunas nos ayudan a eliminar los patógenos, a combatir los que ya han invadido tu cuerpo, y te protegen de sufrir resfriados y otros padecimientos del cuerpo.

 

Es recomendable hacerlo por lo menos 3 veces a la semana después de realizar tu rutina para adelgazar, con el objetivo de limpiar la piel y relajar los músculos. Notarás cómo dormirás tan plácidamente y estarás listo para continuar con tu actividad al día siguiente.

 

• Mejora el desempeño aeróbico

 

Elevar la temperatura corporal temporalmente es bueno para la salud y también para el rendimiento deportivo. Algunos expertos aseguran que es útil para quienes realicen ejercicio físico con regularidad, ya que genera mayor resistencia y capacidad de adaptarse fisiológicamente al calor. Asistir al sauna frecuentemente mejora la termorregulación, contribuye de forma significativa para aprender a disipar la fatiga, a controlar la respiración y mejorar la capacidad pulmonar.

 

Además, permite que haya una reducción en la frecuencia cardíaca durante los entrenamientos, ya que el volumen plasmático facilita la disipación del calor y aumenta la circulación sanguínea y el número de glóbulos rojos.

 

• Ayuda a ganar músculo

 

Si tus propósitos de asistir a un gimnasio están relacionados con tener una actividad física que te permita mantenerte activo o activa, ser saludable, tener fuerza y mantener una activación muscular idónea donde quieras ganar músculo, por encima de la proporción de grasa, el sauna es lo tuyo. Es de conocimiento común que nuestros cuerpos necesitan de proteína para que logremos aumentar músculo, el sauna limita su gradación, permitiendo que sea mayor la hipertrofia.

 

Algunos estudios aseguran que dispara la hormona del crecimiento dependiendo de la duración, frecuencia y temperatura con la que asista al sauna. De igual forma, libera proteínas de choque térmico que reducen la pérdida de masa muscular. Interesante, ¿verdad? Sus beneficios no terminan aquí.

 

• Relajación muscular y psíquica

 

Uno de los factores por los que es más conocido el sauna es por su capacidad de relajar el cuerpo y la mente, es un espacio dado para estar en calma, para la meditación, para disfrutar de un espacio de total tranquilidad, donde la mente y el cuerpo se enfocan en el descanso. Dado su efecto en el cuerpo y la mente, es de gran ayuda para ayudar a conciliar el sueño.

 

Ya que conoces algunos de sus beneficios más destacados, en los gimnasios Hard Body podrás realizar tus rutinas diarias y luego disfrutar de una sesión en el sauna. Dentro de las recomendaciones que podemos darte es hacerlo después del ejercicio y asegurarte siempre de llevar tus objetos personales como toalla y chanclas, el propósito es que usemos estos espacios con la mayor responsabilidad posible.