643

CONSEJOS SALUDABLES

Planes

¿Eres nuevo en el gimnasio?

Si has tomado la decisión de iniciar una rutina de ejercicio de forma disciplinada en el gimnasio, es importante que tomes precauciones necesarias para para ir preparando tu cuerpo, evitar lesiones y conseguir tus objetivos.

Seguramente te cansaste de ser una persona sedentaria, no tener el cuerpo que siempre has soñado y no disfrutar de buen estado físico. Por estos motivos y muchos más es que cada vez es mayor el número de gente que opta por inscribirse al gimnasio y empezar un nuevo estilo de vida donde te sientas motivado, con energía y feliz de trabajar por ti y para ti.

 

Es cierto que año tras año nos ponemos algunos propósitos de vida para sentirnos saludables y estar a gusto con nosotros mismos; sin embargo, por diferentes razones muchas veces los aplazamos y los dejamos de lado sin pensar que poco a poco nos desmotivamos más. No obstante, este también es un motivo para empezar a cambiar nuestro estilo de vida y decidir empezar con un entrenamiento físico funcional que nos ayude a mejorar nuestra apariencia, la salud y uno que otro exceso.

 

Después de haber tenido años o meses de poca actividad física, muchos optamos por inscribirnos a los gimnasios en Bogotá con unos objetivos fijos, propósitos que dependen de la disciplina que tengamos a diario y la planificación del entrenamiento personalizado que tengamos. Así mismo, la alimentación desempeña un rol vital, por lo que garantizar una dieta balanceada mientras hacemos las rutinas de gimnasio será ideal para lograr los objetivos esperados.

 

Consejos para el primer día de gimnasio

 

• Utiliza ropa cómoda

 

Aunque parezca un poco obvio, la comodidad desempeña un rol importante para hacer aeróbicos, spinning, trotadora o cualquier otro tipo de ejercicio. Te permite adoptar buenas posturas, garantizar la técnica, cuidar tus músculos y brindar mayor rendimiento, así como mantenerte fresco en la medida de lo posible. Asiste siempre con tenis deportivos especializados para hacer entrenamiento físico, una sudadera o licra, y un buso o camiseta que garantice frescura.

 

• Hidrátate muy bien

 

¿Sabías que por cada 20 kilos de tu peso se recomienda tomar un litro diario? La hidratación es muy importante no solo durante tu entrenamiento, sino también antes y después del mismo. Beber agua permite que tus músculos se recuperen más rápidamente, goces de una excelente digestión, tu piel se mantenga hidratada y, por supuesto, que brindes mayor rendimiento mientras estás haciendo rutinas de gimnasio. Según los expertos, si tu actividad física dura aproximadamente 1 hora, puedes beber de 500 a 600ml.

 

• Cuida la técnica

 

Uno de los aspectos más relevantes y que muchas personas suelen dejar de lado es la técnica de los ejercicios que se hacen. Esto es tan importante que el fortalecimiento inicial es el responsable de tu salud a tu futuro, el que garantiza la capacidad de hacer otros con mayor complejidad. La recomendación es siempre cuidar la técnica, teniendo en cuenta tu elasticidad y capacidad muscular, pues no todos tenemos la misma, por lo que esto implica que un ejercicio puede lucir diferente en dos personas.

 

• No te excedas

 

Tu primera rutina debe ser sencilla. Si estás empezando o es tu primer día, hay que evitar un exceso de ejercicio físico y seguir una mejora progresiva, es mejor prevenir las sobrecargas musculares calentando antes y después de realizar tu entrenamiento. Lo mejor que puedes hacer es conocer tu cuerpo poco a poco e ir aumentando tu capacidad y fortaleza conforme tus músculos van adquiriendo mayor resistencia, recuerda que no siempre es necesario usar peso, el propio de tu cuerpo es muy útil mientras inicias.

 

• Ten claro tus objetivos físicos

 

Bajar de peso, aumentar masa muscular, tal vez tonificar, o ponerte en forma pueden ser algunos de tus objetivos. Algunos lo hacen con propósitos deportivos para fortalecer sus habilidades y mejorar rendimiento, entre otros. De acuerdo a esto debes mantener tu constancia, definir ejercicios y, por supuesto, horas y duración de entrenamiento físico.

 

Si por primera vez vas a realizar ejercicio físico o empezarás las rutinas de gimnasio, siempre comienza despacio, así hayas realizado un calentamiento previo. Luego gradualmente aumenta la dificultad y duración de las rutinas. Esto impedirá lesiones o molestias en tus músculos, mientras tu cuerpo se adapta al plan de entrenamiento físico.