5

TE AYUDAMOS A CONTROLAR TU APETITO

La alimentación influye demasiado en los resultados de una rutina de gimnasio, por ende debes ser muy meticuloso en tus comidas y en los snacks que consumes y Hard Body te explicará cómo controlar tu apetito en la siguiente nota.


 

Si cuentas los minutos para saber cuánto falta para tu próxima comida, no estás teniendo un control adecuado de tu apetito. El hambre es la forma en la que tu cuerpo te está pidiendo comida, pero aun siendo un instinto totalmente natural, puede llevarte a realizar acciones extremas. Cuando incluyes ejercicio físico en tu vida diaria, esta alimentación tiene que ser reforzada con lo mejor, sigue leyendo para saber más sobre el control del apetito.

 

Cuando das inicio a una rutina para bajar de peso, probablemente consideres la opción de comer menos, lo que es un error común. El hambre es la respuesta que el cuerpo está dando por no haber comido lo suficiente, esta reacción puede hacer que tengas impulsos pocos aconsejables e incluso en exceso.

 

Dos alimentos que te ayudarán a reducir tu hambre

 

Una vez tengas tu rutina de ejercicios para entrenar en Hard Body, vas a querer acompañarla con las mejores comidas para lograr tu propósito, hay muchas opciones que puedes consular con tu nutricionista, pero hoy te aconsejaremos dos de ellas:

 

  1. Té verde: Hace un par de años se le realizó un estudio a ratones con obesidad, en lo que quedó comprobado que el extracto de té verde ayudó a reducir la capacidad de absorber la grasa.

 

 

  1. Almendras: Es uno de los frutos que más te recomendarán comer debido a la alta cantidad de fibra que posee, además de minerales y vitaminas. Un puñado de almendras podrá salvarte de la ansiedad y te ayudará a esperar a la hora correcta de tu comida después de tu ejercicio físico.

 

 

Consejos que te ayudarán a controlar lo que comes

 

Sigue estos consejos y acompáñalos de un buen entrenamiento deportivo para obtener buenos resultados:

 

  • Come más fibras, es un aliado que se digiere mucho más lento y te ayudará a que la sensación de ansiedad demore un poco más.
  • Enfócate en realizar ejercicio físico, esto te mantendrá en forma y motivado, de esta manera no estarás refugiado en la comida.
  • Evita lo más que puedas alimentos que incrementen tu apetito como: pastas o dulces.
  • La hidratación consigue un efecto de saciedad, y nada mejor que un vaso de agua para quitarte esas ganas irresistibles de seguir comiendo.
  • Cuando vayas al supermercado procura que sea cuando no tengas hambre, así evitarás llevarte todo aquello que no te hace falta.

 

Apoya estas rutinas alimenticias con un buen entrenamiento en Hard Body, contamos con 5 sedes y solo haces falta tú ¡No esperes más para vivir intensamente saludable!